<<Volver

 

Malvinas: investigación militar podría ser la base para el juicio por la verdad
Se trata del Informe Rattenbach, que realizó una comisión de las Fuerzas Armadas ni bien finalizó la guerra. El documento revela las responsabilidades de altos jefes. Asegura, por ejemplo, que no existió plan de defensa ni de ataque, y que no se proveyó a la tropa con armas, ropa o comida


El Informe Rattenbach, elaborado por una comisión investigadora con integrantes de las tres armas de las Fuerzas Armadas no bien terminada la guerra de Malvinas, asoma como el documento más objetivo y fidedigno sobre la responsabilidad de los jefes militares y subalternos, que podría ser la base para un futuro juicio por la verdad sobre este conflicto bélico, creen ex combatientes y dirigentes de Derechos Humanos.
La citada investigación “remarca las negligencias y la falta de aptitud militar, que llegan hasta los jefes de compañía. También asegura que no existió un plan de defensa ni de ataque, y que no se proveyó a la tropa con armas, ropa y comida”, recuerda en diálogo con Hoy el ex combatiente y actual fiscal de juicio de La Plata, Gabriel Sagastume.
Sagastume integró la Compañía A del Regimiento 7 de La Plata, que estuvo apostada en las inmediaciones de Monte Longdon, donde se libró la decisiva batalla. Como otros conscriptos, fue estaqueado al piso y privado de alimentos.
Para Hugo Cañón, presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, “ese informe (Rattenbach) es fundamental, porque desnuda el pésimo manejo militar de los responsables de la guerra. Y marca responsabilidades políticas y penales”.
De este modo, Cañón también brindó su apoyo a la iniciativa del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata (CECIM), que mantiene reuniones con el ministerio de Defensa para realizar un juicio por la verdad similar que se se sustancia por los crímenes cometidos durante la dictadura. La noticia fue adelantada por Hoy en su edición de ayer.
Para la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, “los ex combatientes están en todo su derecho de conocer la verdad. Me parece correcto que se haga un juicio de manera seria”. Ante una consulta de Hoy, Carlotto reconoció que directivos del CECIM mantuvieron algunos contactos con ella para que apoye su iniciativa.
El Informe Rattenbach fue elaborado durante el gobierno de facto de Reynaldo Bignone meses antes del retorno de la democracia. En ese momento, las FFAA convocaron a tres jefes retirados de cada una de las armadas para que conformen una comisión investigadora. La misma fue presidida por el teniente general Benjamín Rattenbach, que realizó un pormenorizado estudio técnico con las órdenes que se dieron y con lo que hubiese correspondido hacer según establece el Reglamento Militar. El documento nunca fue publicado oficialmente por ningún gobierno hasta el momento.
“La fuerza, empleada equivocada e inoportunamente, no es el medio idóneo para hacer valer los derechos frente al adversario y ante la comunidad internacional”, dice el Informe de Rattenbach.
El escritor Osvaldo Bayer, que realizó un prólogo de esta investigación, recordó en un artículo publicado que el informe establece: “...las capacidades del enemigo han sido consideradas en forma poco profunda”.
Rattenbach reseña la irresponsabilidad de iniciar una guerra cuando “la clase 1963 no había completado su instrucción básica ni se había completado la instrucción elemental de tiro y combate”. En sus conclusiones, dice del general Mario Benjamín Menéndez: “No exhibió ni evidenció las aptitudes de mando y arrojo indispensables en la emergencia”. En otras palabras, la investigación Rattenbach ahora podría servir de sustento para el juicio por la verdad.

Opiniones

Hugo Cañón, titular de la Comisión por la Memoria y Fiscal General ante la Cámara Federal de Bahía Blanca, piensa que el juicio por la verdad sobre Malvinas “es viable, tanto para conocer la verdad cómo para definir la responsabilidad de jefes y subalternos”. Por su parte, el fiscal y ex combatiente, Gabriel Sagastume, coincide en que este es el momento oportuno para realizar un juicio de dichas características. “Habría que determinar si los posibles delitos pueden encuadrar en una categoría que transformen en imprescriptibles a estas conductas. De lo contrario, por más que se alcance la verdad luego no se podrá llegar a una condena penal”, grafica Sagastume.
En tanto, Jorge Vázquez, fundador de Malvinas Punto de Encuentro (MAPUEN) y de la Coordinadora Nacional de Ex Combatientes, piensa que primero se debe definir el criterio para recopilar el material y luego establecer ante quién se van a realizar las denuncias.



<Volver